Cada año, en nuestra clásica, homenajeamos a un ex-ciclista profesional, En esta sección iremos poniendo quiénes son y, si podemos, un pequeño fragmento de su vida o historia como ciclista.

Homenaje 2015 – Alvaro Pino

En el 2015 homenajeamos a Álvaro Pino, (1956 Puenteareas) ciclista español, profesional entre los años 1981 y 1991.

Buen escalador, su especialidad fueron las etapas de montaña.

Fue vencedor de la Vuelta ciclista a España 1986 con el equipo BH derrotando en todos los terrenos a figuras de primer nivel como Laurent Fignon, Sean Kelly, Robert Millar o Pedro Delgado. También fue cuarto en 1983 (donde llegó a ser líder poniendo en aprietos al mismísimo Bernard Hinault), octavo en 1985, octavo y gran premio de la montaña en 1988 y quinto en 1989. En esta prueba obtuvo cinco victorias individuales, la primera en su debut, en 1981, en la etapa Zaragoza-Torrejón tras una escapada de 200 kilómetros. En el año 1989, obtuvo la victoria en la subida a los Lagos de Covadonga, en la etapa 17 que había partido de Santoña con un recorrido de 228 km .
En 1988, obtuvo el trofeo superprestigio Unipublic.
En el Tour de Francia, sus mejores resultados fueron dos octavos puestos, que logró en 1986 y 1988. También fue 16º en en 1989 y 19º en 1985.
Fue seleccionado en siete ocasiones para disputar el campeonato del mundo. Otros logros importantes han sido las victorias en la Subida al Naranco en 1982, la Escalada a Montjuic en 1987 y la Volta a Cataluña en 1987, en la que había sido segundo un año antes y, posteriormente, cuarto en 1988 y tercero en 1989. Obtuvo el Gran premio de la montaña de la Vuelta a Galicia de 1987 y de 1988 y el de la Vuelta al País Vascoen 1988. Subió tres veces al podio de la Vuelta a Asturias, siendo tercero en 1982, segundo en 1983 y tercero en 1989.

Tras retirarse del ciclismo profesional, continuó ligado al mundo de la bicicleta, convirtiéndose en director deportivo y pasando por los equipos Kelme, Phonak y Xacobeo Galicia.

Homenaje 2014

Carlos de Andrés

El periodista deportivo Carlos de Andrés fue el homenajeado en La Clásica Cicloturista Lagos de Covadonga 2014.
Amante del ciclismo, deporte que practica, y del deporte en general, lleva desde el año 1988 cubriendo la información del ciclismo en TVE. Consagrado como una de las voces del periodismo español especializado en ciclismo.

En el año 2008 fue nombrado director del Canal Teledeporte. En la salida de la última etapa de la edición de la Vuelta a España 2013, fue homenajeado por su larga trayectoria al frente de las retransmisiones de la Vuelta España.

Homenaje 2013

Carlos Barredo Llamazares

En el 2013 homenajeamos a este Asturiano, Carlos Barredo Llamazales, nacido el 5 de junio de 1981 en Oviedo, natural de Ponga, aunque reside desde niño en Gijón.

Se formó como ciclista cadete y juvenil en el equipo gijonés Estel-Las Mestas y como amateur compitió en los equipos cántabros Margutsa y Once-Würth. Desde este último dio el salto a profesionales en 2004 con el equipo Liberty Seguros-Würth. Es un corredor muy completo, ya que se defiende en todos los terrenos.

Homenaje 2012 – Ezequiel Mosquera

El homenajeado en esta edición , EZEQUIEL MOSQUERA, (nacido el 19 de noviembre de 1975 en Cacheiras, Teo, La Coruña), ciclista español de raza, y escalador puro que ha sido el animador de la Vuelta Ciclista España en sus últimas ediciones.

Debutó como profesional con el equipo portugués de Paredes Rota dos Moveis en el año 1999. En el año 2007, debutó con 31 años en la Vuelta a España y consiguió una meritoria quinta plaza, haciendo una genial vuelta sobre todo en la montaña.

En la Vuelta a España 2008, realizó otra gran participación, marchando casi todo el tiempo rozando el podio, haciendo grandes etapas de montaña, especialmente en el puerto de Fuentes de Invierno, descolgando a ciclistas como Carlos Sastre o Alejandro Valverde y ocupando la cuarta posición en la general final

Además cosechó buenas actuaciones en pruebas importantes como la Vuelta a Burgos y estuvo a punto de ganar varias etapas en la Vuelta al País Vasco y en la Vuelta a España finalizando en segunda posición sendas etapas. Estando en el mejor momento de forma de su carrera sufrió un revés en 2009 ya que se le descartó del Giro de Italia por una fractura sufrida en su muñeca izquierda, mientras estaba en su casa descansando.

Regresó en la Vuelta a España, donde firmó una meritoria quinta posición final, tras ser uno de los ciclistas que más espectáculo ofreció atacando numerosas veces en el “Tríptico Andaluz” y en otras etapas de montaña.

En el año 2010 volvió a repetir puestos de honor en diferentes carreras, como el tercer lugar en la Vuelta a Castilla y León, perfilando toda su temporada para poder brillar en la Vuelta a España 2010. En la misma logró imponerse en la penúltima etapa, con final en la Bola del Mundo tras un largo ataque buscando ganar la ronda española, ocupando la segunda posición de la clasificación general final a 41 segundos del italiano Vincenzo Nibali.

Palmarés

1999
1 etapa de la Vuelta a Tierras de Santa María
2002
Clasica de Primavera de Portugal
2005
1 etapa de la Vuelta a La Rioja
2008
Clásica de Alcobendas, más 1 etapa
2009
1 etapa de la Vuelta a Burgos
2010
2º en la Vuelta a España, más 1 etapa

Homenaje 2011 – Chechu Rubiera

Pocos deportistas habrán conseguido en su carrera deportiva un afecto y cariño del público en general y de sus compañeros tan grande como el homenajeado de este año, José Luis Rubiera Vigil, nacio en Baldornon, Gijon un 27 de enero de 1973, conocido como Chechu Rubiera, ha sido ciclista profesional durante 16 temporadas, aunque según el mismo reconoce “seré ciclista toda mi vida”. Ha sido, además, uno de los principales gregarios de Lance Armstrong durante su exitosa carrera deportiva.

Después de haberse formado en las categorías inferiores de la Escuela Ciclista las Mestas de Gijón y del Banesto, pasó a profesionales en 1995 en las filas del equipo Artiach, en1996 fichó por el Kelme, en el que permanecería hasta 2000. Comenzó a destacar en 1997, venciendo en la etapa reina del Giro de Italia y finalizando 10º en su clasificación general. En 2001 pasa al equipo US Postal Service (a partir de 2005 Discovery Channel y después Radio Shack) como gregario de lujo para el norteamericano Lance Armstrong, al cual acompañará en las cinco últimas de sus siete victorias en el Tour de Francia, en el que demostró la mejora de sus condiciones como contrarrelojista y rodador. Entre sus victorias destacan otra etapa en el Giro de Italia, la Vuelta al Alentejo y dos Subidas al Naranco.

Sus actuaciones en la grandes vueltas han sido; en el Giro, fue 8º en 2000, 10º en 1997 y 13º en 1998, en la Vuelta, fue 6º en 1999, 7º en 2001 y 11º en 2000 y en el Tour sólo ha participado con el US Postal, pero a pesar de su posición como gregario, logró quedar 19º en 2003 y 22º en 2002.

Actualmente ha sido nombrado seleccionador asturiano de juveniles, con lo que los más jóvenes van a poder disfrutar y avanzar con la preparación y conocimientos de un deportista ejemplar.

Palmarés

1997
1 etapa del Giro de Italia
1998
Subida al Naranco
1999
Vuelta al Alentejo, más una etapa
2000
1 etapa del Giro de Italia
Subida al Naranco
2007
1 etapa de la Vuelta al Lago Qinghai
2008
1 etapa de la Vuelta a Murcia

Equipos

Artiach (1995)
Kelme (1996-2000)
US Postal (2001-2004)
Discovery Channel (2005-2007)
Astana (2008-2009)
Radio Shack (2010)

Homenaje 2010 – Reimund Dietzen

Cuando en el Club me han dicho que este año (2010) venía Reimund Dietzen a nuestra Clásica como homenajeado, me ha hecho una gran ilusión. El porqué, simplemente me caía muy bien.

Alemán que pasó casi toda su vida deportiva en España, concretamente en El Teka cántabro que fue capaz de ganar en 1984 en los Lagos de Covadonga, cuando no era escalador, que tiene un buen palmares, sufridor y de muy buen carácter, o por lo menos (no lo conozco en persona “todavía”) me lo parecía y que por desgracia para todos finalizó su vida de profesional por una caída en el Túnel de Cotefablo por la falta de iluminación.

El caso es que lo tendremos con nosotros. Sé que todavía monta en bicicleta, que vive en Cataluña que es director deportivo de un equipo ciclista, no se si hará la prueba entera, pero seguro que un paseo hasta los lagos se da. Desde aquí, Reimund gracias por tu compañía.

Palmarés

1982
Trofeo Luis Puig
1983
Vuelta a Valencia, más 1 etapa
1 etapa de la Semana Catalana
1984
Campeón de Alemania
3º en la Vuelta a España, más 1 etapa
1 etapa de la Vuelta a Asturias
1986
Campeón de Alemania
1 etapa de la Vuelta a España
1 etapa de la Vuelta al País Vasco
1 etapa de la Vuelta a Aragón
1987
2º en la Vuelta a España
Vuelta a La Rioja, más 1 etapa
1988
2º en la Vuelta a España
Vuelta a Castilla y León
1988
Semana Catalana
1 etapa de la Vuelta a España

Homenaje 2009 – Ciclismo asturiano

En esta edición, rendimos homenaje a un colectivo de exciclistas profesionales asturianos de los últimos 20 años, Jesús Suárez Cueva, Guillermo Arenas, Manuel Jorge Domínguez, Antonio Sampedro, Carlos Muñiz, José Manuel García, Vicente Prado, Julio Coello, Diego García, Eloy Santamarta, Ángel Serrapio, Coque Uría, Agustín Pena Gago, Mario Sánchez, Sergio Cuesta, Ricardo Valdés y Marcelino García, todos hicieron historia y fueron orgullo de Asturias tanto a nivel nacional como internacional y el próximo 23 de mayo nos acompañarán y compartirán con nosotros, un gran día de ciclismo.

En el caso de que se nos olvide alguno, le pedimos disculpas, y que sepa que también forma parte de este grupo.

Homenaje 2008 – Abraham Olano

Abraham Olano, que nació en Anoeta (Guipúzcoa) el 22 de enero de 1970, es el único ciclista que ha sido campeón del mundo de ruta y contra el reloj.

Empezó a correr con 11 años en la escuela de ciclismo de Oria. Como aficionado corrió en el equipo Kaiku, destacando como velocista. Participó en el plan ADO, teniendo a la vista los Juegos Olímpicos de Barcelona y formando parte del equipo AVSA más adelante.

Pasa a profesional en el año 1992 militando primero en el equipo CHCS, que no llegó a cuajar y luego en el Lotus. Ese mismo año ganó el Gran Premio de Villafranca de Ordizia. En el año 1993 milita en el equipo Clas-Cajastur, pero no obtiene ninguna victoria. El año siguiente, su equipo se fusiona con el italiano Mapei y consigue importantes victorias: triunfa en la Vuelta a Asturias, en la Clásica de Alcobendas y se convierte en doble campeón de España, tanto de fondo en carretera como contrarreloj .

Olano logró su primera medalla (plata) en Colombia al proclamarse el 4 de octubre de 1995 sub campeón del mundo en la lucha contra el cronómetro y subió al podio junto a Miguel Indurain, que consiguió el oro en esa modalidad. Tres días más tarde, el 7 de octubre se alzó con el oro en la prueba de ruta por delante de Miguel Indurain, que fue medalla de plata, y del italiano Marco Pantani. Con su victoria, Abraham Olano se convirtió en el primer ciclista español que consiguió proclamarse campeón del mundo. En ese mismo año también consigue triunfar en tres etapas (todas contrarreloj) en la Vuelta a España.

En 1996 Olano obtiene la medalla de plata, tras Miguel Induráin, en la prueba contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Atlanta. También vence en el Tour de Romandía y termina tercero en el Giro de Italia y quinto en el Tour de Francia. Gana la Vuelta a Galicia.

En 1997 ficha por el equipo Banesto. Ese año gana la Bicicleta Vasca y una etapa del Tour de Francia, del que termina en cuarto lugar.

El 9 de octubre de 1998, en la localidad holandesa de Valkenburg, Abraham Olano consiguió la medalla de oro mundialista en la prueba contra reloj sobre 43,5 kilómetros. Olano volvió a demostrar que era uno de los mejores contrarelojistas del planeta y se impuso al también español Melchor Mauri y al ucraniano Serghiy Gontchar. De esa forma, Olano pasó a ser el primer corredor que ha ganado el Mundial en sus dos modalidades.

En ese mismo año también consiguió su mayor triunfo en carreras por etapas, fue el vencedor de la Vuelta a España.

En 1999 cambia de equipo, y pasa a correr en el equipo de la ONCE.
En la temporada 2001, triunfó en la Clásica de Alcobendas y fue segundo en el Giro de Italia. A finales de la temporada 2002 decidió “colgar la bicicleta” y se retiró uno de los ciclistas españoles con mejor palmarés de todos los tiempos.

Homenaje 2007 – Fernando Escartin

Reproduzco 2 fragmentos facilitados por Miguel Gay-Pobes, Periodista de Heraldo de Aragón sacado del libro “Escartin la vida Cuesta arriba). el primero corresponde al 12 de mayo de 1993, cuando allana el triunfo de su jefe de filas, Tony Rominger, que luchaba por el amarillo con Pedro Delgado. Era su primera participación en la Vuelta a España.

La segunda está fechada el 21 de septiembre de 1997. Escartín ya es jefe de filas del Kelme y lucha con Zulle y Dufaux por el mandato en la Vuelta a España, que ganará Zulle. Fernando acabó segundo.

Además, tiene un cariño especial a Asturias no sólo por su papel relevante en los Valles Mineros y Vuelta a Asturias, también por la gravísima caída sufrida en La Cobertoria y porque fue allí donde -tras una caída- puso fin a su carrera deportiva.—

¡Qué recuerdos te trae Covadonga! Aún escucho ese saludo de Pedro Delgado, cuando se te rindió en aquella edición de 1993, en la que pusiste en bandeja el triunfo a Tony Rominger: “Buena subida, ¿eh, Fernando? He visto que íbamos a 18 por hora. Y me he dicho: un kilómetro más a este ritmo y exploto”. Y Delgado explotó.

Aquel 13 de mayo de 1993 comenzaba el idilio de Escartín con los Lagos. El Mapei había hecho un trabajo formidable en una etapa durísima, en la que fue quemando, de forma sucesiva, a Echave, a Unzaga, a Mauleón… Ahí en cabeza ya sólo quedaba Escartín junto a Tony Rominger:

Tony me lanzó una mirada. ‘Ponte a tirar’. Y así, me situé en cabeza en la etapa reina de la Vuelta. Y en el momento más delicado: la ascensión final. Allí se quedó aquel chaval de Biescas, eliminando rivales, para allanar el triunfo de su jefe de filas en la mítica ascensión.

Tira, Fernando. Mira a la carretera y sube. Así, así. ¿Más fuerte? Miro a Tony; él parece que va cómodo. Sigo. Otra pedalada, y otra más. No lo pienses y busca otro giro de la pierna. ¿Te duelen los músculos? Pues no lo pienses. Aún más: es la oportunidad de enseñarles a Rominger y a Juan Fernández que merece la pena que cuenten conmigo. ¿Verdad que ya lo saben? Pues lo refrendo. Un poquito más, un poquito más…

Cuando Fernando Escartín se aparta, por fin, ha dejado en la cuneta, entre otros, a Perico Delgado, con el que, además, siguió pedaleando para llegar a la meta junto al gran rival de Rominger, apuntalando una gran clasificación general –acabaría décimo-.

(…) Aquel día, el aragonés se ganó el respeto del pelotón. Se hizo grande. Selló una actuación admirable, que le valió el reconocimiento de sus compañeros y sus rivales. Aunque lejos del aplauso multitudinario, Escartín se quedó con aquella corta –y sincera- frase de su jefe de filas: ‘Muy buen trabajo, Fernando’”. (Escartín. La vida cuesta arriba. Prames. 2004).

21 de mayo de 1997 –Escartín se juega la Vuelta a España con Alex Zulle y Laurent Dufaux-. Otra vez los Lagos. Otra vez Covadonga. Otra vez el sello de una gran montaña en un gran ciclista. Como debe ser. Como debe escribirse la Historia.

Fernando sabe que debe atacar desde lejos. Que en las distancias cortas, las diferencias son cortas. Y él quiere un vuelco en la general y el triunfo de etapa. Así que sacude de forma brutal el pelotón de los elegidos, que ya viene tocado después del paso por el Alto de El Fito.

A diez kilómetros de meta, el aragonés da un zarpazo brutal. Un golpe para ganar la etapa y comprobar el estado del líder, Alex Zulle. Escartín se retuerce sobre la bicicleta, mientras sus rivales dudan. Dufaux, segundo en la general, se queda. Fernando anda, sube, su motor –este vez sí-, funciona. Tiene por delante a su compañero Juan Carlos Domínguez, que le allana unos metros el camino. Pero Escartín sabe que el trabajo lo tiene que realizar él solo.

Tal vez Álvaro Pino piense que el ataque ha sido demasiado pronto. Que aún había que esperar para ver madurar a los rivales. Pero el aragonés lo tiene claro: “Había que intentarlo de lejos, porque desde más cerca no iba a hacer daño. De poco me hubiera servido”.

Cada pedalada es un puñal después de tantos días de competición, con el Tour a las espaldas y dos caídas en la Vuelta. Pero Fernando sufre y mira para adelante. Por detrás, Dufaux no puede, explota. Aguantan el ruso Tonkov –“ese era mi verdadero rival”-, además de Zulle, un líder soberbio, y Jalabert.

El grupo va recortando la ventaja, pero Escartín contribuye con su imagen a ofrecer un espectáculo grande, magnífico, como aquel que ya ofreciera cuatro años antes, en ese mismo escenario: “Lo que valoro es la actitud del equipo –acabaría reconociendo el director de Kelme, Álvaro Pino-, especialmente, la de Fernando, que se ha batido como un valiente, ha atacado y ese es el ciclista que todo el mundo quiere ver”.

Cuéntamelo tú, Fernando.

“Repasamos la etapa con Álvaro Pino. Poníamos toda la artillería del equipo Kelme para intentar asaltar el ‘trono suizo’ que poseían Zulle y Dufaux. La etapa tenía un punto clave antes del ascenso final, que era el alto de El Fito, donde había que hacer madurar a la gente; hacer sufrir a quien estuviera algo justo de fuerzas.

Fuimos llevando la carrera conforme al guión. Aunque la ONCE, con un Jalabert admirable arropando a Zulle, cumplía también el suyo. Yo descontaba los kilómetros, y ahí abajo, al pie de los Lagos, cuando éramos apenas un puñado, me fui para arriba. Sin mirar, sin miedo, sin temores. Estaba bien y me la jugaba. Para ganar.

Pino me dijo después que tal vez me marché demasiado pronto. No lo creo. Así veía yo la carrera y quise aprovechar esa oportunidad. El ‘meneo’ zarandeó a Dufaux, que no pudo aguantar el tipo y me brindó el segundo puesto del podio. Aunque un poco más adelante, Tonkov me dejó atrás para irse a la meta en busca de la victoria.

Es curioso porque me di cuenta de que el enemigo ese día era Tonkov. Pavel tiene un rostro frío, duro, que apenas si deja traslucir emociones. Pero como hace tiempo que vive en España, ha empezado a asimilar rasgos de nuestro carácter. Y aquel día le vi instinto ‘matador’. ‘Cuidado con Pavel’, me dije cuando nos saludamos, de pasada, en la salida. Y mira por dónde…

Así lo referí para el Heraldo de Aragón: “Me la jugué al ver que Dufaux iba muy justo de fuerzas y el fruto ha sido el segundo puesto en la general. Estoy contento, porque me he encontrado bien, aunque ha sido una pena no haber conseguido el triunfo en una etapa como la de los Lagos de Covadonga. Al menos, lo he intentado: he atacado y he jugado mis bazas. He sufrido sobre la bicicleta y he dado todo lo que tenía, aunque, como he venido diciendo en los últimos días, he visto a Alex Zulle muy fuerte” (Escartín. La vida cuesta arriba).

Las cosas no cambiarán de Asturias a Madrid. Fernando visita por primera vez el podio de una grande, en un “sándwich” entre dos suizos: Zulle y Dufaux. Fernando ha cambiado, ya no es el mismo. Lo mostró de una forma singular en los Lagos, pero es también su mentalidad, su forma de ser, su ambición.

Homenaje 2006 – Miguel Indurain

Buenísimo como corredor y mejor como persona, ese año Miguelón estuvo con nosotros para que nosotros disfrutáramos de él y de su gran leyenda. Es dificil escribir sobre él porque hay tanto y tan grandes gestas que todo quedaría pequeño e incompleto, a continuación un esbozo.

Miguel Indurain Larraya (Villava, Navarra, 16 de julio de 1964), es un ex ciclista español, profesional entre 1985 y 1996.

Fue ganador del Tour de Francia durante cinco años consecutivos (de 1991 a 1995) y del Giro de Italia en dos ocasiones consecutivas (1992 y 1993); fue además Campeón del Mundo Contrarreloj (1995), Campeón Olímpico Contrarreloj (1996) y poseedor del récord de la hora (1994) durante dos meses.

Además, ganó varias vueltas por etapas de una semana y clásicas de un día, destacando entre ellas la Volta a Cataluña (1988, 1991 y 1992) la París-Niza (1989 y 1990), la Clásica de San Sebastián (1990), el Campeonato de España en Ruta (1992) y la Dauphiné Libéré (1995 y 1996), destacando sobremanera en las etapas contrarreloj para conseguir esas victorias a la vez que era uno de los mejores escaladores.

Está considerado como uno de los mejores ciclistas de la historia y también como uno de los más grandes deportistas de todos los tiempos, destacado por su capacidad de sacrificio y por su saber ganar.

Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes,entre otros premios en reconocimiento a su carrera deportiva.

Homenaje 2003 – Marino Lejarreta

Marino Lejarreta Arrizabalaga, apodado “El Junco de Bérriz”, nació el 14 de mayo de 1957 en Bérriz (Vizcaya), fue ciclista profesional entre los años 1979 y 1992, durante los cuales consiguió 52 victorias, formó parte de la época en la que empezó a cultivarse el ciclismo español con la retrasmisión en directo del final de las etapas desde 1983 y ganador en los Lagos de Covadonga ese mismo año donde dio todo un recital de escalada, atacando abajo nada mas pasar Covadonga y llegando a lo gran campeón en solitario al Lago Ercina.

Deportivamente era un corredor de gran clase, ciclista de gran fondo, escalador por naturaleza y que a partir de su estancia en Italia mejoró en contrarreloj hasta el punto de acabar siendo una de sus mejores armas. Militó en varios equipos, uno de ellos la ONCE, del que se le puede considerar como la piedra angular, al ser el primer capitán del equipo. Fue ganador de la vuelta a España en el año 1982, terminó 2º en 1983 y tercero en 1991. También logró cinco triunfos parciales en la vuelta a España, dos en el giro de Italia y uno en el tour de Francia. Su última temporada fué la de 1992, en abril de ese año sufrió una aparatosa caída que le mantuvo apartado de la competición durante seis meses y aunque volvió en octubre de ese mismo año al final de esa temporada abandonó el ciclismo profesional.

383.628 kilómetros recorridos a lo largo de 1.462 días de competición en sus 14 temporadas como ciclista profesional. Números que describen a Marino Lejarreta como el auténtico maratoniano del ciclismo español moderno. Un corredor de gran fondo que tuvo especial devoción por las grandes vueltas.

Hasta en 4 temporadas fue capaz, este vizcaino de completar las 3 grandes rondas por etapas (Giro, Tour y Vuelta), un registro récord pues supera la trilogía de otro español, Bernardo Ruíz, a mediados de los 80.

Apodado ‘El Junco de Bérriz’ cuajó en 1989 y 1990 sus mejores actuaciones en ‘La Grand Boucle’ después de correr las otras 2, beneficiado sin duda por los calores de julio, que aumentaban su rendimiento de forma extraordinaria.

Pero Lejarreta alcanzó sus mayores triunfos en la Vuelta a España, de la que fue ganador en la polémica edición del 82, tras la descalificación días después de la conclusión del que había sido vencendor en la carretera, Ángel Arroyo. Marino, sin embargo, bien mereció ganar al año siguiente, cuando finalizó 2º a 1’12” de Hinault tras conquistar 3 etapas (Cronoescalada al Balneario de Panticosa y Lagos de Covadonga): lástima que perdió tiempo en los abanicos de Soria y en la crono de Valladolid.

Otras 2 veces 5º (80 y 86), cuando ganó la cronoescalada al Naranco. Lejarreta aún volvió a subir al podio a los 34 años en una edición de 1991 en la que fue el más fuerte de la montaña. Entonces terminó 3º a 3’11” de su fiel amigo y compañero Melcior Mauri, ante la amenaza de Miguel Indurain.

Pero si en la Vuelta ocupó los 3 escalones del podio, en el Giro nunca consiguió subir y eso que fue el corredor español que más persiguió el triunfo en la ronda transalpina. Eso sí, participó siete veces y todas ellas acabo en el Top-10. Estuvo cerca de ganar en 1991. Venció en Scanno y fue el único opositor serio a Franco Chioccioli antes de reventar en La Marmolada, camino del Pordoi, donde dilapidó sus opciones de podio.

En el Tour, queda dicho, sus mejores actuaciones llegaron en 1989 y 1990, ambos terminando 5º a 9’39” y 5’05” de Lemond. En la campaña que abrió la década de los noventa se permitió incluso el lujo de ganar la etapa que le faltaba a su palmarés para completar el triplete en las 3 grandes. Fue en la cima de la Causse Noir, arriba de Millau, un éxito que estuvo a punto de adornar en la crono final cuando quedó a sólo 4″ de superar al gran Perico Delgado y auparse a la 4ª plaza de la general.

Magnifica escalador y contrarrelojista cada año más solvente. Lejarreta fue ante todo un fondista irrepetible y, como tal, fue fijo en las selecciones nacionales para el Campeonato del Mundo, que corrió 12 veces, destacando su 5º puesto en Goodwood’82 a 10″ de Saronni.

Sus prestaciones en las clásicas mejoraron tras su estancia 3 años en el pelotón italiano de la mano de Primo Franchini, que le valieron para anotarse algún triunfo de prestigio y buenos puestos de honor. Su deficiente punta de velocidad fue una rémora en casi todas las pruebas de un día. Por destacar, destacamos un 4º puesto en Zurich tras Mottet, Lemond y el Diablo Chiapucci.

En cuanto al Calendario español, fue el dominador absoluto de algunas rondas como La Vuelta a Burgos, que ganó en 4 ocasiones (1986-1990) apoyándose en su fenomenal punto de forma adquirido en el Tour de Francia. Acostumbraba a rematar a sus rivales en la clásica subida a las Lagunas de Neila.

Ídolo en el País Vasco…Marino siempre lo dio todo en su tierra, aunque la suerte fue esquiva. Hasta 5 veces terminó en el podio, siempre como 3º. Sus rivales? Alberto fernández, Contini, Gorospe, Sean Kelly o Peio Ruiz Cabestany.

En Cataluña, el Junco de Bérriz, triunfó en 2 ocasiones con nueve años de separación entre ambos (1980 y 1989) En el 80, con 23 años derrotó a Van der Velde y en el 89, le ganó el pulso a Pedro Delgado por 9″. Además el vizcaino consquistó 5 veces la Escalada a Montjuich, quedándose a una victoria del cánibal Eddy Merckx.

Tras una carrera ejemplar y plagada de éxitos, la desgracia quiso poner un agridulce punto y final con el brutal accidente que sufrió en el GP Primavera’92, cuando cayó en el descenso del Alto de Autzagane y sufrió fracturas que le tuvieron medio año alejado de la bici, aunque se recuperó para despedirse en Montjuich.

Casi una década después de su retirada, en el año 2000, ingresó en el cuerpo técnico del equipo con el que se despidió, el ONCE, ejerciendo entonces como ayudante de la dirección…de Manolo Saiz.
Gracias por todo, Marino, te admiramos mucho!

REGLAMENTO

INSCRIPCIONES

RECORRIDO

ALTIMETRÍAS

OTROS DATOS

PATROCINADORES

CLASIFICACIONES

FECHA CLÁSICA